menu de usuario

Suscribase

Suscribase a nuestro boletín

 

Venezuela: fuego en refinería se extiende a un tercer tanque

Publicado en Internacionales
Escrito por  27 Agosto 2012 se el primero en comentar
Vota Este articulo
(1 Vote)

Venezuela espera extinguir en dos días el incendio que se expandió el lunes a un tercer tanque de combustible en su mayor refinería petrolera, Amuay, para así poder reactivar las operaciones en la planta a finales de la semana.

El peor accidente de la vital industria petrolera del país sudamericano mantiene en zozobra a la población aledaña a la refinería, que por tercer día ve que el devastador fuego que siguió a una explosión originada por una fuga de gas podría sumar más víctimas a las 48 ya registradas.

El ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, dijo a Reuters que pese al nuevo foco en la zona de almacenamiento, la situación está bajo control y no cree que pueda afectar a otras áreas sensibles de Amuay, una de las cuatro mayores refinerías del mundo con capacidad de procesar 645.000 barriles por día (bpd).

"Vamos a extinguir el primero de los tanques entre hoy (lunes) y mañana en la mañana y después seguiremos trabajando en los otros dos, que deberían demorarse en consumirse unos dos días", dijo el funcionario, quien también preside la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

"Las unidades (de proceso) de Amuay reiniciarán unos dos días después de eso, aproximadamente el viernes", agregó en una entrevista telefónica mientras supervisaba las operaciones de extinción en el occidental estado Falcón.

La explosión ocurrida en la madrugada del sábado causó decenas de heridos y el colapso de centenares de edificios, en una de las peores tragedias en la historia de la industria petrolera mundial.

Periodistas de Reuters en el lugar dijeron que el nuevo depósito afectado está a varios metros del incendio principal y que se evidenciaban enormes llamaradas anaranjadas que generaron pánico entre la población cercana y su rápida evacuación.

"Corrí, sólo sentí que aumentó el fuego y el humo creció rápido. No hubo explosión pero sigue el miedo. Ahora más", dijo José Madrid, un residente que lleva casi 20 años en la zona.

El presidente Hugo Chávez, quien está en la zona desde el domingo para supervisar los trabajos de extinción y atender a los damnificados, dijo poco antes a periodistas que conocía la posibilidad de que el fuego se propagara pero que eso no es motivo de alarma.

"Aquí estoy, al frente de todas estas tareas dando la cara, respondiéndole a la gente", aseguró a periodistas tras visitar un hospital con varios de los heridos del incidente. Prometió un fondo de 23 millones de dólares para los afectados, así como ayudas para vivienda y suministro de enseres.

El accidente, que podría dejar un saldo superior de víctimas por los varios heridos y desaparecidos, es uno de los más letales en una refinería en el mundo. En 1997, un incidente en Visakhapatnam, India, dejó 56 muertos y en 2005, 15 personas perdieron la vida en una refinería de BP en Texas.

GASOLINA AL ALZA

La parada de Amuay y el temor a que la tormenta tropical Isaac afecte a las operaciones petroleras en el Golfo de México están elevando el precio de la gasolina, ante una eventual disminución de la oferta y la posibilidad de que el país se vea forzado a importar más combustibles terminados.

Sin embargo, el ministro Ramírez aseguró a Reuters que la nación socia de la OPEP no ha comprado todavía componentes para combustibles y que el efecto de la catástrofe sobre los mercados energéticos será pasajero.

"No creo que (la subida de precios) sea a largo plazo. No hemos dejado de enviar ningún cargamento", aseguró el funcionario, quien descartó que vayan a contratar almacenamiento flotante tras considerar que tiene suficiente capacidad disponible en el Centro Refinador Paraguaná (CRP).

Los futuros de la gasolina subieron cerca del 3 por ciento, a 3,16 dólares por galón, en Estados Unidos.

Ramírez insistió en que la nación cuenta con inventarios suficientes para atender por 10 días la demanda local y externa y que el resto de las operaciones petroleras se están desarrollando en "perfecta normalidad".

Expertos apuntan a que este tipo de accidentes en las áreas de almacenamiento pueden causar cuellos de botella para el mezclado de combustible terminado, lo que implicaría que PDVSA debe importar más gasolina incluso si logra cumplir con el reinicio en el tiempo estimado.

Además, algunos trabajadores de la industria dudan de que la petrolera estatal pueda levantar las operaciones en tan sólo 48 horas tras apagar el fuego.

"Quien dice que la refinería reiniciará en dos días desconoce los procesos. Una refinería no es una cafetera", advirtió Iván Freites, presidente del sindicato de trabajadores del CRP, que incluye a Amuay y la refinería vecina Cardón.

ACCIDENTE ELECTORAL

La peor tragedia en más de un siglo de actividad petrolera venezolana no ha escapado de la feroz polarización a pocas semanas de los comicios presidenciales, aunque analistas no creen que vaya a alterar las preferencias de los electores.

Chávez, que tiene una amplia ventaja en los sondeos para ganar una tercera reelección el 7 de octubre, calificó de "irresponsables" a medios y opositores que señalan a PDVSA como causante del desastre por la falta de mantenimiento.

Por su parte, el candidato opositor, Henrique Capriles, pidió que el Estado asuma su responsabilidad e investigue el accidente de una forma seria, asegurando que es muestra de la ineficacia e ineficiencia del Gobierno socialista.

"No solamente se trata del problema de Amuay, se trata de otros problemas que han sucedido en el país, que el país exige respuesta (...) Es un problema del ejercicio del poder, de la autoridad", declaró el joven aspirante presidencial.

El incidente ha puesto de nuevo sobre el tapete las recurrentes fallas que han sacudido en los últimos años al circuito refinador venezolano y que han afectado su producción y capacidad para cumplir sus metas de expansión.

Mientras, residentes de las zonas impactadas por la explosión viven momentos difíciles. Muchos han sido desplazados tras perder todo e incluso se han denunciado robos de viviendas y comercios en medio de la confusión.

Algunos temen que la situación pueda empeorar.

"Anoche no pude dormir. El calor estaba peor porque la brisa da hacia acá y de vez en cuando crece la llamarada", dijo Jaime Valbuena, residente del barrio La Pastora, cerca de Amuay. "Pero no podemos irnos porque están robando las casas", se lamentó. (Reuters)

Dejar un comentario

Asegurese de introducir la informacion (*) requerido donde se indica. Codigo HTML no esta permitido.

ubicación

Managua, Nicaragua. Colonia Independencia.

Redes Sociales

 

 

 

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Tel: (505) 22603347 cel 87478123 (claro)  

84602978 (movistar)

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.